Nueva edad media

Una pantalla táctil no nos va a librar de vivir una vida esclavizada. Borra de tu cabeza la linea recta de la providencia… la historia va dando tumbos. Rap oscuro? Claro, no hay futuro. Cada uno mirando sólo su culo. Medios de comunicación? No. Empresas de transmisión, conversores de intereses mercantiles en estupidos deseos para millones de pringaos. Pringaos! pringaos preocupados por todo menos por lo que destroza su vida. Adoran un cosmos dibujado por el nuevo pastor economista. Falsa ciencia, joven teología, expertos en inexplicable superstición.
Progreso ¡wow! Crecimiento ¡oh yeah!
Capitalismo como solución para el capitalismo problema.
Fondos financieros son dueños del 60 % del trigo del mundo. Mundo que gira, mundo que gira, en torno a la barriga de un puñado de genocidas. Su macroeconomía es astrología, disciplina que dicta pero no explica nada. Timbas y trampas, el hampa cambia blasones y espadas por tarjetas y corbatas. Cerrad las puertas de las murallas, la nueva edad media está en la casa. Dinerocristo, el foso en el estrecho, el feudo en la deuda y la crisis como bruja malvada. Diezmos y primicias, riqueza virtual. Cero Uno Uno Cero Uno matando de hambre. Migrante condena. Bienvenido turista. Rojo de mierda estás en la lista. Ingrávidas esferas de poder nos joden bien, nos joden bien! la Nueva Edad Media se está poniendo a100…
Progreso ¡wow! Crecimiento ¡oh yeah!
Capitalismo como solución para el capitalismo problema.
Progreso ¡wow! Crecimiento ¡oh yeah!
El capitalismo con su azote tecnológico hallará la solución para todos los problemas.

En “Nueva Edad Media” Diego M. Continente metió el  ardiente funk de su guitarra, y Marta Arjona, Bárbara Martínez, Kelly McCown y Alba Luzondo pusieron su estilo y sus voces en los coros. La letra de esta canción bebe y ríe con el libro “Posteconomía” de Antonio Baños Boncompain.

Volver.