Nido del cuervo

Hiberno en el nido de un cuervo. Me duermo escuchando el berrido de los ciervos. Nubes rojas devorando en el firmamento Migajas de pan crudo con mole de San Lorenzo. Portento mudo erguido, Urbión, tú eres mi testigo de que haciéndolo sencillo y galopando junto a Neila, por encima de la niebla, puedo ser mi propio amigo. Atiza este refugio un jodido vendaval. Vivir en paz no es vivir tranquilo. Momentos eternos van quedando atrás, y ahí tenemos, joder, un pedazo de conflicto. Acompañan los cernícalos burlándose del viento. Qué bello es verlos esculpir la intemperie. Rapaces capaces de adelantarse una milésima en el tiempo y así nada les mueve. La vida es placer, la vida es dolor. Y adversidad ante el veloz galope de las circunstancias. Dentro o fuera de las jaulas del confort, tú y yo, mamíferos nocturnos cegados por la luz del sol. Somos animales, finitos, fugaces. Paridos y lactantes en aguas de manantiales. Técnica aplastante, balbuceo errante. Monos erguidos o ángeles caídos, perdidos en el detalle. Chico de la calle, chico de la sierra. Amanece que no es poco, pero no agarro en la tierra ¿perra vida? mi perra es buena, pero bueno, si pilla algún topillo la tía es una jodida fiera. Ella me dijo con su estilo “mira, soy un lobo” y me dio por pensar que a mí eso dónde me dejaba: “Tú perra lobo, yo mono bobo”. Azor, encina, flor de dama… en verdad no entiendo nada. Libros y libros para entender naturaleza. Jodido de los pies a la cabeza. Del valle del Leza suben los ecos de verbenas y disparos. Sale el Sol, y la erosión, y las ruinas del colapso. Colapso de un mundo perdido. De hombres y mujeres redundándose por siglos. De milanas bonitas y encalados añiles. Y de jergones, y de candiles. Septiembre seco en un campo de aulagas, deriva y soledad entre montañas agotadas y altura, desde las alturas voy ganando altura encogido en el cesto de mi globo de lecturas. Y vuelo al otro extremo del firmamento humano. Ruta umbilical hasta un dulce y verde océano. Amazonía, amazonía humana. Trocha marcada por el silencio de ramas dobladas. Huellas descalzas. Manos hermanas tallan lanzas que desafían, que son desafiadas. Pero su suerte hace más de cinco siglos que está echada. Siempre en Potosí el futuro es negro, como el petróleo que yace bajo su suelo. Cristóbal extracción. Nada valen su vida, su cosmovisión y sus pisadas en el tiempo bajo el cielo. Les acecha un mundo que no saben mundo porque no es su mundo, que solo es “cowori”, caníbal enemigo, que solo es muerte… pero su suerte hace más de 5 siglos que está echada. Pueblos indígenas, pueblos ocultos de la amazonía. Tan lejos. Tan dentro. Pueblos indígenas en aislamiento voluntario. Tan lejos. Tan dentro.
Tan lejos. Tan dentro.

“Nido del Cuervo” contiene samples del tema “Freedom” de Anthony Hamilton & Elayna Boynton.

Volver.