Logroño no es Baltimore

Logroño no es Baltimore, pero en la esquina de debajo de mi casa a un grupo de chavales, gitanos, el sol de invierno les caldea la mañana… echan el día en su esquina a ver que chorra pasa, a tirar de su jugada. Es su movida. Pasan coches de policía, desfilan vecinos a los que miran. Todos los días, todos los días, todos los días cada uno en su vida… Piezas de un puzle sin bordes, semidioses del olimpo de los japos y las toses. Al corro de la papela, dialéctica suicida, a cappellas de flamenco contra luces rotativas. Espectacular decorado audiovisual para una mierda que viene escrita. Rastros de tinta a las espaldas. Personajes del guión de una acera garabateada. Callejas viejas, mentales murallas, abiertos portales, calderilla por chatarra. Mañana es el primer día del resto de una vida escrita.

A un puñado de metros, en las grandes vías, criminales sillas reclinables …sobre ruedas la oficina. Las 11. Almuerzo. Cafetería. Corto y tortilla. Bocachancla. Mis vecinas paren cuesta arriba donde llegar a la cima es entrar en prisión. Materialización de un rollo, rollo gueto, que de lejos ya existía.

Todos los días, todos los días, todos los días cada uno en su vida, movida escrita. Coches de policía, gitanos en la esquina y en la ventana, tras el vaho, yo rallado con esta época, con esta calle, con mis manías… con que ya está el termostato seduciendo a mis manos frías.

Barrio Cochambre, antiguo tirando a viejo. Rancios visones sobre costillas y pellejos. Realidad ignorada, adicción a los abstracto, el pacto con el espectáculo es no estar donde estás. Tipos vestidos de marciano quitan pintadas. Sangre en las manos, jabón en la cara. Sábados de pijos, farlopa y cubatas. El resto de madrugadas, mecheros bajo plata. Callecitas cool en un gueto cutre. Cosmopolillas postmodernas en su pajilla mental, viviendo a través de un personaje otorgado por el rollo guapo de un pozo de mierda cultural.

Todos los días, todos los días, todos los días, cada semana… y yo esta mañana de ruido de campanas, cafetera y pijamas, entre dos aguas. Duda existencial que confunde y acompaña: pantalla, o ventana. Pantalla o ventana.

Barrio Cochambre. Callecitas cool en un gueto cutre. Logroño no es Baltimore.

[Logroño no es Baltimore, pero hay mierda como para parar el Ebro]

Volver.

Anuncios